Buscar
  • albala queretaro

Profesionalismo y entrega, distinguen a Víctor Gabriel, imitador queretano.


Cuando uno sigue lo que le gusta, lo que le apasiona, podemos desempeñar un mejor papel en este mundo; es la línea que sigue Víctor Gabriel Ibarra Alfaro, queretano e imitador de Juan Gabriel.

“Hace dos años, motivado por mi esposa Sandra, empecé a trabajar imitando a Juan Gabriel y es que me di cuenta que mi timbre de voz es muy parecido al de él. Muchos pensarán que también imito su voz; sin embargo no es así. Yo canto una canción ranchera, una canción norteña y me sale con el estilo de Juan Gabriel. Me di cuenta que cantando su música, me sentía más cómodo, no me cansaba tanto y mi esposa dijo, pues por qué no te dedicas a imitarlo y así fue como empecé”; comentó.

Vistiendo un traje negro, llega al bar Double RR, Hípico; acompañado de su esposa y dos de sus hijas, quienes coreaban en todo momento, las canciones, mientras que su esposa, no perdía detalle para grabar con su celular.

Víctor Gabriel inició en la música cantando en fiestas privadas y ahí fue cuando se dio cuenta que a la gente le gustaba cuando interpretaba las canciones del Divo de Juárez: “debo decir que cuando empecé a cantar, yo buscaba imitar a Alejandro o Vicente Fernández, pero nunca a Juan Gabriel, pero la gente siempre me pedía las canciones de este artista, en mis presentaciones”.

Casado, hace siete años y con tres hijas, de siete, seis y tres años: “soy un hombre dedicado a mi familia, me gusta mucho convivir con mis hijas, son mi motor. Ellas siempre me dicen que están muy orgullosas de que yo me dedique a esto, incluso, les gusta también cantar y bailar. Hay ocasiones en las que, por mi trabajo, no puedo ir con ellas al parque un domingo o comer con ellas; sin embargo, entienden lo que hago. Tanto ellas como mi esposa, son un apoyo muy fuerte para mí”.

Maestro de primaria de profesión, con licencia, Víctor Gabriel Ibarra asegura que en este ambiente, aunque hay lugar para todos, hay muchos celos: “tan sólo en Querétaro, somos 13 imitadores de Juan Gabriel y para todos hay trabajo. A mí me puede mucho el que digan que tal o cual imitador es el mejor, yo creo que todos hacemos nuestra lucha y para todos hay espacio. He visto mucha competencia en este ambiente, como seguramente lo hay en muchos otros y hay veces que esta competencia es mal intencionada, por eso he buscado mantenerme “flotando”, para que esto no me afecte y dedicarme al cien por ciento, a esto que me gusta”.

Con 35 años de edad, Víctor recuerda sus inicios, en fiestas privadas, en un grupo musical y como corista de Jaime Varela, también imitador de este cantante, en un bar de la calle Artes, en el Barrio de San Francisquito: “cuando empecé, estaba muy verde, pero me he ido fogueando y gracias a Dios el trabajo ha ido saliendo, sobre todo para solventar los gastos de la casa y de mis hijas”.

“De Juan Gabriel admiro que fue un artista completo, un gran compositor, con una voz extraordinaria, humilde y sencillo, que se entregaba por completo a su público, todo un “showmen”, admiro su carrera y la fuerza que tuvo para superar todos los obstáculos”.

Víctor asegura que cuando canta, se siente como en “otra órbita”: “me siento realizado, todos los problemas y preocupaciones se olvidan; recuerdo las malas experiencias, los tragos amargos, pero con otro enfoque, concentrándome en lo bueno que me han dejado. A mí me hace muy feliz que la gente disfrute de mi canto, es algo que me motiva a seguir adelante. Hay canciones como: Amor Eterno, La Guirnalda y Abrázame muy fuerte, que me hacen viajar con el pensamiento y con mi voz; esto me hace convertirme en intérprete. Y lo que siento en ese momento lo transmito y la gente se entrega aún más”.

Víctor Gabriel asegura “quiero llegar hasta arriba”: “mi sueño es tener mi propio estilo, mis propias canciones, tener el apoyo y el soporte para hacer una carrera profesional dentro de la música”.

Finalmente y de acuerdo a su experiencia, Víctor Gabriel aconsejó a quienes se quieren dedicar a la música: “yo sé que es complicado, pero cuando se sigue lo que a uno le gusta, uno puede desempeñar mejor papel en este planeta. Es complicado enfrentarse al público, nada es fácil en esta vida, pero cuando uno ama algo y se apasiona por algo, todo se va dando por añadidura y yo lo que les aconsejo es que nunca dejen de seguir sus sueños, que siempre estén vigentes y picando piedra para conseguir su meta”.

Si usted quiere disfrutar del espectáculo de Víctor Gabriel Ibarra, puede acudir al Bar Double RR, sucursal Hípico, de jueves a sábado de 10: 30 a 11:30 p.m.; los viernes y sábado en la sucursal Corregidora, ubicada en Prol. Corregidora Sur No. 70 y en el restaurante bar ubicado en Pino Suárez No. 326, antes de llegar a Tecnológico, los viernes de 19:30 a 20:30 horas. Sin duda, lo disfrutará.

Albalá No. 38


9 vistas

Derechos de autor © 2017, albalá Querétaro

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle