Buscar
  • albala queretaro

Vital la autoexploración de mama, para el diagnóstico temprano de cáncer


La Secretaría de Salud del estado informó que, de enero a septiembre de este año, se han realizado 16 mil 213 exploraciones clínicas de mama.

Dentro de este mes dedicado a la sensibilización, la SeSeQ aseguró que los estudios sobre la autoexploración y la exploración clínica de mama, han impactado en el diagnóstico temprano de cáncer.

"La autoexploración de mama o autoexploración mamaria, es un procedimiento de vital importancia que se debe realizar de forma regular y consiste en examinar física y visualmente tus mamas para conocer como es su forma, textura y consistencia, lo que permitirá detectar a tiempo posibles anomalías. Cualquier cambio si se detecta a tiempo puede salvarte la vida".

Esta técnica señalan las autoridades de salud, se recomienda a todas las mujeres a partir de los 20 años de edad y debe realizarse una vez al mes, de esta manera se desarrollará mayor sensibilidad en las manos, lo que permitirá identificar cualquier cambio en las mamas.

Es recomendable elegir un día determinado del mes para no olvidar realizar la autoexploración. El mejor momento para realizarla es 7 o 10 días después del comienzo de la menstruación, ya que es menos probable que las mamas estén adoloridas o inflamadas. En la postmenopausia se puede elegir un día fijo del mes, para recordar el control de la autoexploración.

La autoexploración mamaria siempre debe incluir la inspección visual frente a un espejo para advertir cualquier cambio de contorno o textura, y la inspección manual de pie y recostada, para observar protuberancias o engrosamientos inusuales.

"Paso 1: Frente al espejo, desvestida hasta la cintura, con los brazos a los lados del cuerpo, observa tus mamas detalladamente y observa si existen posibles cambios en ellas, como abultamiento, hundimiento, zonas corrugadas, enrojecidas o con cambios de color. De la misma manera observa el pezón descartando desviaciones o hundimientos.

Paso 2: Levanta los brazos y observa frente y de lado, girando suavemente el cuerpo de un lado al otro.

Paso 3: Con una mano levanta la mama contraria, de tal manera que puedas observar su parte inferior y vuelve a observar detenidamente.

Paso 4: Coloca tus manos en las caderas y presiona firmemente con los brazos, inclínate un poco hacia adelante, en esta posición observa posibles cambios en la piel o desviación del pezón.

Paso 5: Palpa tus mamas con una mano detrás de la cabeza, usa tu mano derecha para palpar la mama izquierda y viceversa.

Paso 6: Utiliza las yemas de los tres dedos del medio, manteniéndolos derechos, doblando levemente los nudillos, palpa con movimientos circulares empezando por el hueco axilar, recorriendo toda la mama y terminando en el pezón buscando bultos.

Paso 7: Termina la exploración comprimiendo el pezón y observa si existe salida de líquido anormal por el pezón.

Paso 8: Acostada y con una almohada bajo tu espalda coloca el brazo, del lado que vas a examinar, por detrás de la cabeza e imagina tu mama dividida en cuatro partes, palpa cada parte con movimientos circulares, desde el borde de la mama hacia el pezón. Repite el mismo procedimiento en la otra mama, verificando que no quede ninguna zona sin palpar".

Además de la autoexploración, que se realiza cada mes, se recomienda la exploración mamaria de forma anual, realizada por personal médico o de enfermería capacitado. Esta debe hacerse a todas las mujeres mayores de 25 años, en las unidades de salud correspondientes.

Las actividades de detección oportuna de cáncer de mama se dirigen a población clínicamente sana o asintomática. Existe suficiente evidencia que confirma que el tamizaje organizado y realizado de manera óptima, tiene la capacidad de reducir entre 30 y 40 por ciento, las tasas de mortalidad y la carga de la enfermedad en la población en riesgo.


1 vista

Derechos de autor © 2017, albalá Querétaro

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle